¡Hola para todos!

Como habrán visto en mi banner, decidí poner “EnSeñas”. Porqué? Porque “EnSeñas” quizás haya sido el más grande de los motivos que me llevó a hacer este blog. EnSeñas es un grupo, un equipo de amigos, pero por sobre todo EnSeñas siento que soy yo.

Fui hipoacúsica (o como dicen mis amigos, medio sorda), hoy me considero sorda. Hace como 10 años perdí la totalidad de mis oídos y sentí que no me podía pasar algo peor. Me encerré en casa, me aislé y no quería saber nada con el mundo. Sólo existían para mí mi esposo y mi hijo. Aunque de chiquita aprendí a leer los labios, no me alcanzaba y entré en depresión. Justo en esos momentos, me llegó una oportunidad impensada. El Gobierno creó un plan de trabajo que por primera vez consideraba a discapacitados, adultos mayores y personas que no podían encontrar su propio trabajo, como ciudadanos con iguales derechos. Dentro de ese plan, estaba el lenguaje de señas.

Me horroricé, le decía a mi esposo yo nunca hablaré con las manos, pero la sabiduría y la paciencia de mis profesores Sonia Farias y Mariano Santillán y el encontrarme con otros sordos que hoy son mis mejores amigos, me hizo dar cuenta que no podía pasarme algo mejor. Fue magnífico descubrir que de lejos estábamos comunicados mejor que los oyentes; descubrí que Dios siempre te da una salida, sólo hay que buscarla.

Pero aun así sueño con escuchar, en especial la música. Me corren lágrimas cuando recuerdo lo maravillosa que era. Es así, que hace un año me hicieron un implante coclear, sentía que tocaría el cielo con las manos, es más, el día antes de la conexión le dije a Gustavo un amigo oyente: mañana te estoy llamando por teléfono. Cuán grande fue mi desilusión. Recuerdo como lloramos con mi esposo, sabía que tenía que hacer rehabilitación pero como era post locutiva estaba convencida que no sería necesario.

Cuando reaccioné me puse a trabajar en mi recuperación. Mucho he logrado, escucho los pájaros que nunca los había escuchado, me enteré que mi perra llora cuando llego a casa, pero sigo dependiendo del lenguaje de señas, es muy difícil discriminar, entiendo algunas palabras pero me es difícil armar oraciones, pero he ganado algo más de confianza y ya no temo tanto enfrentarme con desconocidos. Estoy logrando más por memoria, por ejemplo la música, que me gusta tanto, no se siente bonita, es como si fuera toda igual, no hay armonía en ella. Después de escucharla 1000 veces puedo seguirla, obviamente si el tema no lo conozco no entiendo. Tampoco puedo hablar por teléfono pero confío que en un futuro no muy lejano pueda lograrlo y si no es así, igual tengo mucho para ser feliz. Bendito sea Dios si el que sea sorda sirvió para darme cuenta de las grandezas del mundo, como por ejemplo “el lenguaje de señas”.

No nos aparten, no nos marginen, dejen que los sordos tengamos, como decimos orgullosamente, nuestro idioma.

Con mucho cariño.
Selvita
Con este blog me propongo que nos conozcamos y de paso compartir con ustedes vivencias mías que por algunos motivos resultan un poco insólitas y sorprendentes. Algunas maravillosas, otras no tanto, pero que todas, absolutamente todas, sirvieron en mi vida a lo largo de los años, -que no son pocos jaja-.

Actualmente vivo en Villa Mercedes, mi pueblo chiquito de San Luis, pero grande en afectos y emociones. Trabajo en el Plan de Inclusión Social con el que nos bendice el Gobierno sanluiseño, el que no sólo nos permite ganarnos el sustento, sino también nos posibilita -a los discapacitados- integrarnos e insertarnos en la sociedad. Todos los que trabajamos en el Plan estaremos eternamente agradecidos por esto, algo que no es fácil lograr en tiempos en los que las preocupaciones y las dificultades no lo hacen realizable.


Con que se van a encontrar en mi blog:

Mi familia: Mi esposo, Hugo, quien me acompaña en todo siempre. Cuento con su apoyo incondicional, es mi mejor amigo y mi compañero en la ruta. Mi hijo, Marcos Alan, es mi todo, me llena de dicha y satisfacciones y lo amo tanto que no hay imaginación que describa ese sentimiento. 
Las Reyes y El: Las Reyes son mis hermanas, -así nos llaman en familia-, y somos famosas por la buena onda y la joda que nos caracteriza. “el” es mi hermano, el mayor, la imagen paternal que todos necesitamos cuando ya no están nuestros viejos. Acá entran también sobrinas y sobrinos (son una tropa). La familia de mi esposo: Ellos comparten también momentos con nosotros, algunos están lejos, otros no tanto y algunos lejanos. Son parte de nuestras vidas y son la excusa perfecta para comernos un asadito cada vez que nos encontramos.

Mis amigos: No voy a nombrarlos ahora porque son tantos que podría olvidar algún nombre y sería imperdonable, pero los irán conociendo durante el tiempo que estemos conectados a través de fotos y momentos compartidos.

Bueno, y como esto es mío y hago lo que quiero jajaja, voy a escribir sobre cosas que me gustan, me marcan o simplemente porque sí. Voy a poner muchas fotos, algunos videos y espero que todos los comenten.

Besos a todos
Selvita

Acerca de mi

Mi foto
Selva
Me gusta decir lo que mi corazón siente. Mi correo es: selvadelcarmen@hotmail.com
Ver todo mi perfil

Seguidores

Suscribite al blog

Mi lista de blogs

Con la tecnología de Blogger.

Contador