A veces es como un remanso que te lleva por caminos de amor y paz, otras es el desahogo de tristezas y amarguras y también motivo de alegrías.

Yo la siento así; y si me preguntan si la escucho … es un poco confuso responder. El implante funciona, aunque me cuesta discriminar por eso es que me gustan los temas musicales viejos, esos que recuerdo y que parece que escucho. Si por ejemplo quisiera hacer música actual, pues, ahí se complica, no la entiendo ni puedo identificar los ritmos.

Quizás por eso no me gustan las fiestas, bah, una parte la disfruto pero lo gracioso es a la hora de bailar; miro en mi entorno y empiezo a copiar que es lo que me enseñaron mis amigos sordos. El asunto es cuando al que copio no es sordo pero si de madera jajaja. Pero en fin, me adapto, saco algunos pasos y me hago la graciosa.

Pero escuchar la música, aunque con las limitaciones que tengo es un gran placer y cantarlas también aunque en esos casos el placer no es de quienes me escuchan jejeje.

En fin, se hace lo que se puede y se sigue viviendo, porque como la música, la vida tiene muchos ritmos e intérpretes y cada uno elige el que más le llega.





¡¡¡ Gracias Tormenta !!!

Acerca de mi

Mi foto
Selva
Me gusta decir lo que mi corazón siente. Mi correo es: selvadelcarmen@hotmail.com
Ver todo mi perfil

Seguidores

Suscribite al blog

Mi lista de blogs

Con la tecnología de Blogger.

Contador