Voy a seguir hablando de esto
Seguramente tengo mucho más para contar en este aspecto. Ha sido algo muy importante para mi, pero acá sólo pretendo dejar un adelanto. Acá estoy con el Dr Mario Zernotti (mi cirujano) y el Dr Alejandro Nievas (mi médico personal).

Por supuesto, también registramos un momento muy importante, como fue el momento en que recibimos la confirmación de la Obra Social aceptando hacerce cargo de una parte muy importante de los gastos de mi operación.





Previa
Antes de la operación nos escapamos un buen rato, seguramente nos sirvió bastante porque estuvimos
distendidos




Operación
Se hizo larga por el miedo y la incertidumbre. Mi esposo dice que estuve 4 hs en la sala de operaciones. La realidad es que fueron dos horas esperando el quirófano, otra en cirugía y otra hasta que nos reencontramos.
Salí de la anestesia antes de volver a la sala, no tenia gran dolor pero sentía que perdía mucha sangre y no podía mover la cabeza, no se si era por la impaciencia, lo cierto es que no dolía (que buenas manos de los Drs Mario Zernotti y Fernanda di Gregorio).











Esperando la conexión
Qué largo fueron esos 30 días de espera, como ya conté fue una desilusión enorme darme cuenta que no seria fácil, me esperaba un gran trabajo para obtener resultados.
Eran prácticamente 40 años de hipoacusia severa que no cambian de un día para el otro.
Aparte del trabajo de recuperación con el cual todavía lucho, lo mas duro fueron los mareos, no podía caminar sola. Duraron más de dos meses, pensaba que no recobraría el equilibrio, mi medico se reía y me tranquilizaba, él sabia que no seria así.

Mi hermana Susy me ayudó con mi primer lavado de cabello


Trabajando para recuperar el oído
Es labor de mi fonoaudióloga, la Sra Alicia Pellegrini. En las primeras calibraciones no podía parar de reír, escuchar mi voz era lo mas gracioso que me había pasado. Que fea se escuchaba pero era bueno saber que la tenía.
Quería escuchar todo, al llegar a casa quise escuchar música aunque Alicia no lo recomendaba, era imposible, solo sentía como una vibración algo así como buuuuuuu, la tele nadaaaaa, la radio menos. Que mal viene esto pensaba, había que hacer muchos ejercicios para empezar a entender, parecía que nunca lograría nada, todo sonaba buuuuu. Pero en cambio un día, estando bajo un árbol, me sorprendí escuchando unos sonidos finitos e imagine que eran pájaros. Que raro pensé, hace mucho frio y pájaros no hay, igual mire hacia arriba y vi en el árbol un pajarito, fue maravilloso. Cada vez que veo pájaros salgo a escucharlos, mientras más hay mejor.


Luego vinieron las calibraciones, y ya era más divertido viajar a Córdoba. En la Plaza, con mi amiga Paula y con la Dra Fernanda Di Gregorio, una excelente persona.

Acerca de mi

Mi foto
Selva
Me gusta decir lo que mi corazón siente. Mi correo es: selvadelcarmen@hotmail.com
Ver todo mi perfil

Seguidores

Suscribite al blog

Mi lista de blogs

Con la tecnología de Blogger.

Contador